THE MATRIX, ¿REALIDAD, SUEÑO

O FICCIÓN?

¿Puede nuestra realidad tener alguna similitud con la de Matrix? ¿Podríamos estar viviendo en un universo generado por ordenador? ¿La realidad virtual creada en la película está muy cerca de la realidad fuera de ella?

Muchos científicos sugirieron la posibilidad de que nuestra vida y todo lo que conocemos es una realidad generada por un superordenador.

¡Bienvenido a Matrix, donde has vivido toda tu vida!

MATRIX, LA PELÍCULA

Todos hemos visto u oído hablar en algún momento de la trilogía de películas “Matrix”. Estrenada en 1999, nos representa un futuro en el que la realidad tal como la percibimos las personas es una realidad simulada, creada por máquinas para dominar a la población humana y que la fuente de energía que utilizan se genera a través del calor que desprendemos las personas.

Foto película Matrix con cuatro actores

La película está ambientada en el futuro (año 2199 aproximadamente), donde se producirá una guerra entre humanos y máquinas y representa una combinación de filosofía y acción.

El protagonista, un programador y pirata informático conocido como Neo que vive atrapado en Matrix sin saberlo, será el elegido que destruirá a la máquina siendo el salvador de la humanidad. Para ello contará con la ayuda de Trinity y Morfeo. Juntos, comenzarán una rebelión contra las máquinas desde su interior y lucharán contra los programas de Matrix que pretenden acceder a los ordenadores de Sion (donde viven los humanos que ya han sido liberados de Matrix) para controlar a toda la población.

En el año 2003 la trilogía se completó con las películas Matrix Reloaded y Matrix Revolutions donde había más acción pero menos filosofía.

Foto simulada por ordenador de Neo, protagonista de Matrix

Las tres partes fueron un éxito a nivel mundial, convirtiéndose en una de las grandes e influyentes películas de ciencia ficción.

MATRIX Y LA FILOSOFÍA

¿El mundo como lo conocemos es un producto de nuestra imaginación o una ilusión construida por un malvado científico? Quizá somos objetos de un experimento científico y nuestro cerebro ha sido retirado de nuestro cuerpo conectando sus terminaciones nerviosas a un superordenador que alimenta todas las sensaciones de la vida cotidiana, haciéndonos creer que estamos viviendo una vida completamente normal.

Algunos filósofos creen que la realidad que percibimos puede ser producto de un programa informático:

  • El filósofo británico Nick Bostrom, que en el año 2011 fundó el programa de Oxford sobre los impactos de la tecnología del futuro, indicó que “nuestro universo puede ser un juego de ordenadores diseñado por extraterrestres” e incluso sugirió que “una raza de descendientes ahora evolucionados, podría estar detrás de nuestro encarcelamiento digital. Los seres futuristas (humanos u otros) podrían estar utilizando la realidad virtual para simular un momento del pasado o recrear cómo vivían sus antepasados”.
  • Rich Terrile, astrónomo y director del Centro de Computación Evolutiva y Diseño Automatizado de la NASA, se pronunció acerca de la teoría del Dr. Bostrom: “En este momento los superordenadores más rápidos de la NASA van a casi el doble de velocidad que el cerebro humano”. Terrile también comentó “Si hace un cálculo simple utilizando la Ley de Moore (los ordenadores duplican su velocidad cada dos años), verá que estos superordenadores, en diez años tendrán la capacidad de mostrar toda la vida de una persona de 80 años en el transcurso de un mes (incluyendo pensamientos durante todo ese tiempo)”.

Foto del planeta simulada por ordenador

La trilogía de Matrix, plantea una serie de reflexiones filosóficas. Aquí os mostramos algunas:

  • Platón y el mito de la caverna: donde los humanos son esclavos que viven atados en una caverna contemplando un mundo irreal hasta que uno de ellos consigue escapar y acceder al mundo exterior donde conseguirá adaptarse, aumentar sus conocimientos y observar la realidad. Cuando intente volver a rescatar a sus amigos deberá tener cuidado ya que quizá quieran matarle.

La relación con Matrix en esta teoría está clara. Hay dos mundos, el real (donde la tierra está devastada gobernada por las máquinas, las cosechas de humanos… y Matrix, donde las mentes de los humanos esclavizados creen vivir con normalidad. En la película, Morfeo confirma este hecho a Neo: “Eres un esclavo, Neo. Igual que los demás, naciste en cautiverio. Naciste en una prisión que no puedes saborear, oler o tocar. Una prisión para tu mente.” Neo se convertirá en el esclavo liberado que adquirirá nuevos conocimientos y que intentará salvar al resto de humanos de la máquina.

Foto de Platón y el mito de la caverna. Teoría que tiene similitud con la película Matrix

  • El problema de lo real: Sin duda, el tema filosófico de la película Matrix es el problema de lo real, donde Morfeo lo explica muy bien: “¿Qué es real? ¿De qué modo definirías real? Si te refieres a lo que puedes sentir, a lo que puedes oler, a lo que puedes saborear y ver, lo real podría ser señales eléctricas interpretadas por tu cerebro.”

Neo, en una escena de la película pregunta a su amigo Choi: “¿Alguna vez has tenido la sensación de no saber con seguridad si sueñas o estás despierto?” El filósofo René Descartes expresó la misma cuestión ya que vivió atormentado por esta misma duda: “¡Cuantas veces me ha sucedido soñar de noche que estaba en este mismo sitio, vestido, sentado junto al fuego, estando en realidad desnudo y metido en la cama! (…) no hay indicios ciertos para distinguir el sueño de la vigilia”. De aquí surgió el famoso pensamiento Cogito Ergo Sum (Pienso, luego existo).

En su Discurso del método, Descartes intentó resolver el problema poniendo en duda todo cuanto conocía: “Considerando que todos los pensamientos que nos vienen estando despiertos pueden también ocurrírsenos durante el sueño, sin que ninguno entonces sea verdadero, resolví fingir que todas las cosas que hasta entonces habían entrado en mi espíritu no eran más verdaderas que las ilusiones de mis sueños”. En la película, se puede considerar que el papel de Descartes lo interpreta Neo cuando le hace la anterior pregunta a su amigo Choi.

  • Hipótesis del genio maligno: René Descartes se planteó dudar de todo, pero no podía hacerlo porque consideraba que existía un Dios bueno que no permitiría que la humanidad viviese engañada, por lo que ideó esta hipótesis: “Cierto genio o espíritu maligno, no menos astuto y burlador que poderoso, ha puesto su industria toda en engañarme (…) con gran cuidado procuraré no dar crédito a ninguna falsedad, y prepararé mi ingenio tan bien contra las astucias de ese gran burlador, que, por muy poderoso y astuto que sea, nunca podrá imponerme nada. Mas este designio es penoso y laborioso, y cierta dejadez me arrastra insensiblemente al curso de mi vida ordinaria; y como un esclavo que sueña que está gozando de una libertad imaginaria, al empezar a sospechar que su libertad es un sueño, teme el despertar y conspira con esas gratas ilusiones para seguir siendo más tiempo engañado”.

En Matrix el genio maligno son las máquinas y cualquiera que sea desconectado ha de pasar por un período de iniciación que tiene lugar a través de programas informáticos creados con el objetivo de hacernos ser conscientes de que Matrix no es real.

Foto Trinity con Neo cuando está conectado a Matrix

  • La libertad: En la película, Neo no sabe si existe o no el destino y por lo tanto si es completamente libre de hacer lo que quiera. La trilogía da tres opciones para que sea el espectador el que elija la que más le convenza:
    • Existe el destino pero también la libertad: Es la creencia de Morfeo, pero también da lugar a Neo para que tome él la decisión que considere oportuna: “Yo sólo puedo mostrarte la puerta, tú debes atravesarla”.
    • No existe el destino pero sí la libertad: El comandante Lock y la capitán Niobe no están de acuerdo con las profecías del Oráculo y piensan que los humanos sólo pueden confiar en su fuerza y sus propias decisiones para ganar la guerra contra las máquinas.
    • Existe una casualidad y los humanos no son libres: Las máquinas, concretamente Smith, Merovingio y el Arquitecto opinan que los humanos, al ser seres inferiores a las máquinas, éstas los dominan por lo que no son libres de elegir y perderán la guerra.

Según el filósofo Jean Paul Sartre se debe elegir entre la vida auténtica y la vida inauténtica. Su pensamiento gira entorno a la libertad humana y a la no creencia en el destino: “El hombre es ante todo un proyecto que se vive subjetivamente (…) nada existe previamente a este proyecto; nada hay en el cielo inteligible. (…) Pero si verdaderamente la existencia precede a la esencia, el hombre es responsable de lo que es, sobre él recae la responsabilidad total de su existencia.”

La elección es el concepto fundamental de la filosofía de Sartre, y Matrix gira sobre una regla que es la que hace que el programa funcione: la elección. El personaje de Neo está lleno de elecciones: ¿pastilla roja o azul?, ¿asaltar un edificio para salvar a Morfeo o matarlo?, ¿la puerta de Trinity (el pathos) o la de la fuente (el logos)?, ¿ir a la ciudad de las máquinas o quedarse en la nave?, ¿seguir luchando contra Smith en la batalla final o rendirse? Sastre decía que los humanos siempre tenemos que elegir: “Si no elijo, también elijo”.

Foto pastilla roja o azul en película Matrix

  • Cerebros en cubetas: Hilary Putnam, filósofo, matemático e informático, planteó la teoría que “los humanos podríamos ser cerebros en cubetas conectados a unas máquinas”. El autor narra una historia en la que toda la humanidad está formada por cerebros en cubetas, conectados a un ordenador por un científico maligno. Tras exponer la hipótesis, lanza la pregunta “Si fuéramos cerebros en cubetas, ¿podríamos pensar que lo somos?”. Esta teoría propone que todo lo que percibimos con nuestros sentidos podría ser el resultado de un experimento de alguien superior, ya sean humanos, máquinas o extraterrestres y que nuestro cerebro se encuentra en un frasco, por lo que todas las situaciones que vivimos día a día son simples simulaciones de ordenador para ponernos a prueba. Sin duda, esta teoría es el argumento principal de la trilogía Matrix.

Foto de tres cerebros conectados a un ordenador

A través de Matrix nos planteamos aspectos fundamentales de la vida y de la filosofía que nos permiten cuestionarnos facetas de nuestra existencia.

MATRIX, REALIDAD O FICCIÓN

La idea de que vivimos enchufados en un mundo como el de Matrix es menos descabellada que hace unos años, ya que estamos empezando a crear mundos virtuales muy parecidos al nuestro, que intentan estimular nuestros sentidos de la forma más parecida a la vida real.

Foto de una mano robótica sosteniendo un cerebro

Un mundo irreal que percibimos como real es la idea comentada por algunos filósofos, donde Matrix sirve para ilustrar el concepto de una falsa realidad descrita con diferentes formas y, también, por filosofías orientales como el budismo (doctrina filosófica y religiosa con tradiciones, creencias y prácticas espirituales atribuibles a Buda Gautama) y el taoísmo (sistema de filosofía de vida basado en el Tao Te King que se atribuye al filósofo chino Lao Tsé) que representan la idea de una falsa realidad bajo el nombre de Ilusión.

El argumento que nos puede hacer pensar que vivimos en un mundo simulado surge de la siguiente hipótesis: “Somos capaces de hacer simulaciones por ordenador de universos virtuales, y los humanos del futuro serán aún mejores. Si los humanos futuros hacen simulaciones del pasado, ¿no sería una coincidencia si nosotros existimos en el universo real, no en una simulación?”.

Foto de tres agentes de Matrix codificados por ordenador

Siguiendo este argumento, no sólo somos objetos sin una existencia exterior, sino que nuestra existencia virtual depende del hardware en el universo real. Si la simulación real deja de funcionar, dejamos de existir, pero también podríamos ser almacenados, reseteados y puestos de nuevo en funcionamiento.

¿Esto supondría que es posible simular la mente humana? ¿El cerebro es como un ordenador en sí? Los expertos en computación aseguran que la conciencia se produce como cálculos con algún tipo de efecto macro. Simulando las entradas y salidas que realiza el cerebro se podría crear una inteligencia artificial que será automáticamente consciente de sí misma aunque no están seguros que pueda funcionar.

En 1977 el famoso escritor de novelas de ciencia ficción Philip Kindred Dick reveló la existencia de Matrix a través de un programa de ordenador con el que construimos nuestra realidad.

En una de sus conferencias, Dick dijo: “Vivinos en una realidad programada y la única pista que tenemos es cuando una variable es cambiada y ocurre una alteración en nuestra realidad”.

Dick afirma que tuvo contacto con una mujer de pelo negro que aparecía en sus novelas, a través de una experiencia mística.

Es inquietante pensar que el mundo está dirigido por alguna especie de ordenador futurista y que a su vez esté controlado por seres más evolucionados que nosotros. ¿Habrá sido  convertido nuestro mundo en un juguete para algunos?

Si eres fan del universo paralelo de Matrix, en nuestra web puedes encontrar figuras de personajes de Matrix de la marca Funko. Clica aquí para ver lo que tenemos disponible.